martes, 13 de enero de 2009

Leer antes de dormir

Quien no lee antes de dormir? eh eh eh!
Algo muy común, pero tiene sus consecuencias. Por lo menos para mi jajaja
Resulta que cuando compre el Señor de los Anillos compre el tomo grande, el completo. Como no podía parar de leerlo me lo llevaba a la cama y seguía y seguía leyendo. Se me cerraban los ojos, hasta que caí en el himnos u_u pafffff el libro me despertó, se me cayó sobre la cara u_u
Otro inconveniente es que yo sueño con lo que leo y mas si estoy obsesionada con el libro. Entonces cuando me despierto tengo que leer un poco antes de donde había dejado porque en mi sueño sigo la historia y no puedo diferenciar el lugar donde deje la lectura.
Que les paso a ustedes?

2 comentarios:

DiegO IgnaciO dijo...

Si, me encanta leer antes de dormir, o bueno, así empezé. Mi primer libro, en una navidad que no recuerdo que año, un libro que decidí leer sin la necesidad que me otorgara el colegio, "La ciudad de las bestias" de Isabel Allende. Por decisión propia lo comenzé a leer cada vez que iba a la cama, lo tenía sobre la mesita de luz, y leía lo que podía, hasta que el sueño me dijiera hasta donde llegar. Creo que estuve todo ese verano leyéndolo (yo no soy de lo que se leen los libros en dos, tres días, a mí me gusta leer de a poco, saber que tengo un libro que lo disfruto cuando tengo ganas de leerlo, el tiempo que sea necesario).
Alguna consecuencia? claramente. 1, desde ahi comenzé a leer libros por mi cuenta(de los que me regalaban o compraba y 2, me dejó "piti" (corto de vista) jajaja, se debió a la luz tenue de la lampara de mi velador.
ahora tengo una nueva "maña" o manía, buscar un espacio físico ad-hoca mi lectura. Este año, en el verano, mientras estaba en mi casa me compré un libro, y lo leía cada vez que iba a la playa. En ningun otro momento. Iba... tomaba sol, me daba un "chapuzón" y mojado sobre la toalla "leía"...

y bueno eso. Jajaja. el cometario para largo!!!

Anónimo dijo...

Leo desde que tengo recuerdo, pero digamos que de forma compulsiva desde los 16 (ahora tengo 24).

Mi primer libro "devorado" fue La Casa de los Espíritus de Isabel Allende. El primero que leí de ella para luego leer muchos pero muchos mas...

A partir de ahí el lugar en el que mas me gusta leer es de noche y en la cama y si es invierno, luego de cenar me preparo una taza de chocolate caliente para acompañar la lectura.

Jaja y me pasa como a ti, al dia siguiente tengo que retomar un poco antes el libro porque no me acuerdo de lo ultimo que lei antes de quedarme dormida jeje.

Saludos!
Mavi