domingo, 25 de enero de 2009

Leer en el Bus

Normalmente no suelo leer cuando voy en un vehículo en marcha, no por falta de ganas o porque me guste disfrutar del paisaje citadino, sino porque me mareo muy fácilmente. En fin, a lo que vinimos. Esto que narro a continuación, le sucedió a un amigo que por razones de seguridad llamaremos "Mi amigo".

Mi amigo andaba por la ciudad una tarde de verano, cuando decidió pasarse a comprar algunas revistas y un libro. Luego de eso subió al bus, ocupando dos asientos (uno para él y otro para las revistas). Entonces, tomó el libro en sus manos y sus dedos empezaron a viajar por la geografía de sus páginas, sintió el aroma a nuevo inundando sus sentidos y sus ojos se deleitaron de tal manera que el tiempo se detuvo. Le era imposible prestar atención a algo que no fuese la historia que le estaba siendo revelada.

Al levantar la vista, sólo porque el instinto le hizo sentir "una extraña presencia", se topó con la mirada escudriñadora del recolector, quien le informó que esa era la última parada del día.

Mi amigo parpadeaba incrédulo y de sus ojos empezaron a brotar algunas lágrimas. No por encontrarse en un lugar completamente desconocido, sino porque el no parpadear durante tanto tiempo le estaba pasando una factura casi tan cara, como el olvidar bajarse del bus unas 20 cuadras antes.

Esta historia, ¿les resulta familiar?

5 comentarios:

Mariana Aulicino dijo...

Me pasa como a vos, no puedo leer en los colectivos porque me produce mareos. Además los ruidos de la gente me distraen y me sacan del mundo en el que quiero sumergirme cuando leo.
De todos modos he tenido algunas expeciones en las cuales no podía evitar seguir leyendo en donde sea y debía continuar en los viajes sí o sí! como con El señor de los anillos.
pero en general me gusta la tranquilidad de mi casa a la noche o al atardecer.

el marido de la portera dijo...

Un amigo me dijo que leer en un medio de transporte podía provocar desprendimiento de retina, a pesar de ello, confieso que me encanta ocupar el tiempo de los traslados con el libro de turno.

Saludos.

laureano dijo...

El tiempo que tengo para leer es durante los viajes en bus por eso me gustaría saber más con respecto a eso del desprendimiento de retina ya que hace poco me lo contaron y aquí nuevamente lo veo mencionado, gracias.

Kirenai dijo...

Estuve investigando un poco sobre lo del desprendimiento de retina y aunque en varios foros lo mencionan nadie tiene una base científica o apoyada en la opinión de algún experto.

De todas formas recordaré en mi próxima visita al oftalmólogo hacerle esa pregunta, así salimos de dudas.

Saludos!

Anónimo dijo...

Hola!
Me gusta leer en el bus... para aprovechar el tiempo, a no ser que se este pasando por un paisaje natural o algo asi, o haya una inspiración de la imaginación. Una vez me pase de mi parada, estaba leyendo "Jane Eyre" pero solo dos cuadras, tambien me pasa que no me resulta dificil concentrarme a pesar de los ruidos externos, me va bien con eso. Hoy inicio un libro "La caja Negra" de Amos OZ y no veo la hora de salir de mi trabajo para empezar a leerlo en mi trayecto a casa, pues me lo han recomendado mucho!.

Gracias,